¿Cuál es el error en este titular?

foto para nota

Muy a menudo vemos titulares en diarios y zócalos en noticieros que no están bien escritos. Este caso es uno de ellos. Si aún no descubriste el error, aquí te ayudo a detectarlo, y si ya lo encontraste, te explico la razón.

Más allá del tema de la noticia que me causa mucha tristeza, motivo por el cual decidí leerla, hay que tener mucho cuidado con los vicios que muchas veces se terminan adoptando como correctos, cuando en realidad no lo son.

Es posible que en el lenguaje oral esto suceda más a menudo y, aunque es igual de incorrecto, suele pasar más desapercibido que en un texto, especialmente si este es escrito por un periodista en un diario.

Pero basta de chácharas y vamos al motivo de este artículo. ¿Recuerdas lo que era el objeto directo e indirecto? Sí, lo sé. Odiabas hacer análisis sintáctico en el colegio, pero tengo que decirte, querido amigo, que aquí es cuando se ve la utilidad de lo que llamamos sintaxis.

tit

En este titular podemos observar que hay dos objetos indirectos: le porque ese pronombre en caso dativo se refiere a ella (“le robaron a ella”) y a debido a que los objetos indirectos, en una de sus formas, también se componen con la preposición a.

Pero… algo está mal porque el objeto indirecto es el destinatario o beneficiario de la acción nombrada por el verbo. 

Entonces, en este caso, cabe preguntase: ¿Quién es el destinario del verbo? ¿A quién le robaron? ¿A la mujer o al perro? Claramente la respuesta es a la mujer. Por este motivo, la a no debería ir ya que el objeto indirecto de esta oración es ella (le) y no el perro.

Por el contrario, el perro es el objeto directo dado que por definición este es la persona, objeto o cosa que recibe directa e inmediata la acción del verbo y se construye sin preposición. En este caso, el perro recibe la acción, ya que él fue robado (lo -objeto directo- robaron). La pregunta sería: ¿qué robaron? El perro.

En conclusión, el título correcto sería el siguiente: Le robaron su perro y ofrece su auto como recompensa.

Recuerda que la efectiva comunicación es el objetivo final; si un texto produce confusión, incluso si la regla es correcta, debe arreglarse para que el sentido sea único y fácil de entender. 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s